HUD Logo
USA%20Flag  
 
 
HUD   >   Espanol   >   Guía para evitar la ejecución hipotecaria   >   Proceso de ejecución
Proceso de ejecución

Los procesos de ejecución son diferentes en cada estado. Si está preocupado sobre cómo hará el pago de su hipoteca, entonces debe aprender acerca de las leyes de ejecución y procesos en su estado. Diferencias entre los estados varían entre avisos que deben ser fijados o enviados, período en el tiempo de rescate, y programación y avisos publicados en cuanto a la subasta de la propiedad. Sin embargo, un entendimiento general de lo que se puede esperar está disponible en nuestra página sobre Riesgo de Ejecución .

En general, las compañías hipotecarias empiezan procesos de ejecución aproximadamente de 3 a 6 meses después del primer pago de hipoteca omitido. Cargos por tardanza aplican después de 10-15 días; sin embargo, la mayor parte de compañías hipotecarias reconocen que los propietarios pueden enfrentar privaciones financieras a corto plazo. Es muy importante que usted se mantenga en contacto con su prestamista dentro del primer mes después de omitir el pago.

Después de 30 días, el prestatario está en mora y los procesos de ejecución se comienzan a acelerar. Si usted no llama el banco e ignora las llamadas de su prestamista, entonces el proceso de ejecución comenzará mucho antes. En cualquier momento durante el proceso, hable con su prestamista o con un asesor de vivienda acerca de las distintas alternativas y soluciones que pueden haber.

Tres tipos de ejecuciones pueden ser iniciados en este tiempo: judicial, poder de venta, y ejecución estricta. Todos los tipos de ejecución requieren que avisos públicos sean publicados a todas las partes interesadas para ser notificados en cuanto a las medidas. Una vez que las propiedades son vendidas mediante subasta, las familias tienen un corta cantidad del tiempo para encontrar un nuevo lugar en donde vivir y mudarse antes de que el sheriff publique un desahucio.

Ejecución Judicial. Todos los estados permiten este tipo de ejecución, y unos lo requieren. El prestamista presenta la demanda con el sistema judicial, y el prestatario recibirá una notificación por correo que exige el pago. El prestatario entonces tiene sólo 30 días para responder con un pago a fin de evitar la ejecución. En caso de no hacer el pago después de un cierto período de tiempo, la propiedad hipotecada será vendida mediante subasta al mejor postor, realizada por un tribunal local o la oficina del sheriff.

Poder de Venta. Este tipo de ejecución, también conocida como ejecución estatutaria, es permitida por muchos estados si la hipoteca incluye una cláusula de Poder de Venta. Después de que un propietario ha caído en incumplimiento de pago en su hipoteca, el prestamista envía avisos que exigen los pagos. Una vez ha pasado un período de espera establecido, la compañía hipotecaria, en vez de los tribunales locales o la oficina del sheriff, realiza una subasta pública. Las subastas de ejecución no judiciales son a menudo más oportunas, aunque puedan estar sujetas a una revisión judicial para garantizar la legalidad de los procedimientos.

Ejecución Estricta. Un pequeño número de estados permite este tipo de ejecución. En medidas de ejecución estrictas, el prestamista presenta un juicio contra el propietario que ha faltado. Si el prestatario no puede pagar la hipoteca dentro de tiempo objetivo específico solicitado por el tribunal, la propiedad regresa directamente al suministrador de la hipoteca. Generalmente, las ejecuciones estrictas ocurren sólo cuando la cantidad de deuda es mayor que el valor de la propiedad.